Este texto forma parte de la serie intitulada PERSPECTIVAS DEARTISTAS – una serie de artículos cortos de artistas de todo el mundo. Les pedimos a unos artistas escribir sobre obras de la colección Tate que les interesan, les intrigan o les inspiran

  • Sarah Lucas, 'Pauline Bunny' 1997

    Sarah Lucas
    Pauline Bunny 1997
    Mixed media
    object: 950 x 640 x 900 mm
    Presented by the Patrons of New Art (Special Purchase Fund) through the Tate Gallery Foundation 1998 Sarah Lucas

    View the main page for this artwork

Sarah Lucas siempre ha sido una gran influencia para mí. Su enfoque directo tanto sobre la materia y los materiales parece ser auténtico. Pauline, la chica conejito (Pauline Bunny) es representativa de Lucas por excelencia, desmontada y montada a medias, una silla con aspecto de mediados de siglo y un par de pinzas de metal. Sus obras rayan la abstracción, mientras que siempre sugieren una forma figurativa rota o algún sustituto para el cuerpo que se derrumba físicamente. Pauline, la chica conejito (Pauline Bunny) es más un torso con dos pares de piernas, que una figura completa, más bien es algo pegado al formalismo sexual y a la abstracción figurativa. Es un objeto escultural perfecto.

Comouna grande parte de las obras de Sarah, existecomouna trampa exquisita de los deseos masculinos heterosexuales: que es y no es atractiva. La escultura alude al erotismo, pero de repente nos lanza un golpe en nuestra libido y nuestro ego. En cada obra de Lucas, parece que hay una fuerte dosis de autobiografía y las críticas de los roles de género. Siempre he pensado que ella mantiene un equilibrio sorprendente entre los materiales y los contenidos, el humor y la humillación, la crítica social y la revelación personal.

Sterling Ruby (nacido en 1972) vive en Los Angeles.