Este texto forma parte de la serie intitulada PERSPECTIVAS DEARTISTAS - una serie de artículos cortos de artistas de todo el mundo. Les pedimos a unos artistas escribir sobre obras de la colección Tate que les interesan, les intrigan o les inspiran.

  • Steve McQueen, still from Bear 1993

    Steve McQueen
    still from Bear 1993
    film, 16mm, shown as video, projection, black and white

Al vivir y trabajar en Addis Abeba, Etiopía, como artista, cineasta y trabajadora cultural, uno de los mayores desafíos es acceder a la información sobre el mercado del arte internacional. Nuestras bibliotecas y librerías se almacenan con la literatura obsoleta que encontraría usted en los contenedores de ‘todo a cien’ de cualquier tienda occidental. Sin embargo, hay momentos en los que puedes descubrir una verdadera joya que supuestamente es un remanente de un visitante extranjero. En tal ocasión, me encontré en un contrabandista callejero un DVDde la película Deseos culpables (Shame) de Steve McQueen (2011), que para mí fuecomo encontrar una aguja en un pajar.

Después de graduarme en el programa de cine de la Universidad de Howard enWashington, siempre estaba buscando películas que desafíasen el status quodelcine negro, tan a menudo propagado por los estudios deHollywood. Por lo tanto, mi interés por McQueen como artista y cineasta se basa principalmente en el uso de su oficio como una forma de expresión propia que se adentra en las historias de la humanidad, en lugar de repetir la retórica estándar que se espera de un cineasta negro. Con demasiada frecuencia,comopersonas de color que trabajan en los medios de comunicación visuales, somos consideradoscomofiguras exóticas simplemente por nuestro lugar de nacimiento o el color de nuestra piel, en lugar de la fuerza ydelcontenido de nuestro trabajo y su relación con la comunidad artística internacional. Sin embargo, aquí y ahora, con las realidades de la globalización invasora y el acceso a diversos movimientos artísticos a través de Internet, cada vez es más evidente que el papel del artista se está desplazando desde la repetición de sentimientos nacionalistas o culturales a un diálogo mundial sobre la situación difícil de la sociedad en su conjunto que está libre de las ataduras establecidas por las instituciones y los sistemas.

McQueen, a través de sus diferentes trabajos, ofrece una reflexión sobre la evolución futura y la dirección de la representación de la complejidad y de la diversidad de los artistas negros que producen contenido que cruza todas las fronteras.

Aida Muluneh (nacida en 1974) es una fotógrafa radicada en Addis Abeba, Etiopía.