Joan Miro The ladder of escape Tate Modern exhibition banner

Las obras de Joan Miró llegan a Londres para celebrar la primera gran retrospectiva en esta ciudad después de casi cincuenta años. La obra de Miró, reconocido como uno de los pintores surrealistas más destacados, se desarrolló en una amplia diversidad de estilos caracterizados por sus exuberantes colores. Tendremos, pues, el privilegio de poder disfrutar de más de 150 obras –pinturas, dibujos, esculturas y grabados– de las seis décadas de su extraordinaria carrera.

Miró, uno de los artistas modernos más icónicos, utiliza un lenguaje de símbolos que refleja su visión personal, su sentido de la libertad y su energía. La exposición presenta muchas de las obras clave de Miró, conocidas y admiradas en todo el mundo. Además nos permitirá descubrir, tras la atractiva inocencia de sus imágenes, una honda preocupación por la humanidad y un sentido de la identidad nacional. Extraordinarias obras de diferentes momentos de su carrera rinden homenaje a sus raíces catalanas.

La exposición también muestra el aspecto angustioso y políticamente comprometido de su obra, reflejo de su respuesta apasionada ante uno de los períodos más convulsos de la historia europea. Durante los años en que trabajó en Barcelona y París, Miró siguió de cerca el curso de la Guerra Civil española y de los primeros meses de la Segunda Guerra Mundial en Francia. Bajo el régimen de represión política de la España franquista, Miró se mantuvo siempre como un símbolo de la cultura internacional, y sus magníficas pinturas abstractas de finales de los años sesenta y principios de los setenta fueron un marco de resistencia e integridad en los años del declive del régimen. Conocer la historia de Miró y de la época de la que fue testimonio desvela una intensidad más profunda en muchas de sus obras. No te pierdas esta exposición, en la que podrás ver un conjunto de pinturas sorprendentes, magnéticas e impactantes de uno de los artistas más grandes del arte moderno.

La exposición está organizada conjuntamente por la Tate Modern y la Fundació Joan Miró. También se podrá visitar en la Fundació Joan Miró en Barcelona a partir de octubre de 2011.